miércoles, 28 de diciembre de 2016

Destete Semana 5

Destete Semana 5 

Qué es el destete?
Se llama destete a la sustitución gradual y progresiva de la leche materna por otros alimentos hasta que el bebé adopte la alimentación corriente de la familia y la lactancia materna desaparezca completamente. Es una etapa de fuertes cambios y de adaptación para el bebé, y su manejo adecuado tiene una gran influencia en el bienestar del pequeño.
Link: http://www.babysitio.com/bebe/lactancia_destete.php#ixzz4U9khDptL
Follow us: @Babysitio on Twitter | Babysitio on Facebook


Han pasado ya 4 semanas desde que decidí en firme el destete y corregir las rabietas.

La semana 3 fue una marcha atrás total debido a mi cansancio y sobretodo nervios por el bautizo de PG así que se descontroló todo lo conseguido hasta entonces; que era dar el pecho solamente una vez en todo el día e ignorar las rabietas durante el día. 
Entiéndase "ignorar" como no sucumbir siempre y todo el rato a lo que quiere, puesto que ya habíamos llegado a un punto en el que llora por todo y todo lo pide llorando.

La semana 4, con el bautizo, más de lo mismo, teniendo que darle pecho incluso en la iglesia durante la misa de su bautizo y varias veces durante su fiesta. 

Por las noches todo como hasta ahora: intentar que la duerma Papá en su cama en su habitación y lo que dure (pocas horas o pocos minutos, depende) y cuando se despierta acudir a calmarla como siempre, ya sea con brazos, pecho o colecho o todo junto. De momento hasta ahora la noche no la hemos tocado y no hemos cambiado nada; cosa que me ha llevado a mucho, muchísimo agotamiento por dormir poco y mal, con malas posturas y con la teta fuera ya que cuando se despierta por las noches llora histérica si no voy yo. En este tiempo ha dormido un par de noches en casa de Mi Santa Madre y fatal, despertándose muchas veces llorando desconsolada según me cuenta.

Ha empezado la semana 5. Ha pasado Nochebuena, Navidad y San Esteban y parece que de vuelta vamos, de nuevo, otra vez hacia atrás. No sé si ella está más nerviosa o yo o las dos. Hemos pasado, otra vez, una noche separadas y según Mi Santa Madre ha estado mejor. A mi vuelta otra vez la teta, aunque con menos desesperación. 

Necesito retomar esto del destete con determinación; tengo la sensación de que no lo voy a conseguir nunca. Pensaba que para Navidades ya lo habría logrado...

Las cosas están así: pecho durante el día no le ofrezco. No me funciona el "no negar, no ofrecer"; no avanzamos nada y nos pasamos el día con la teta. Si lo pide no le doy, le ofrezco agua o leche en vaso, algo de comer o hacer algo que le guste, abrazos, le explico que no hay teta, se enfada y llora pero se le pasa mucho más rápido que los primeros días... Como mucho ante mucha muchísima insistencia o bien si estamos ese día demasiadas horas separadas, le doy teta una sola vez durante el día. Hay momentos muy malos, en los que llora mucho rato seguido si no tiene su tetita y no puedo más; esta dependencia total de mí me agota hasta el extremo.

Durante la noche me pide varias veces pecho (osea, cada vez que se despierta) pero intento darle como mucho 1 ó 2 veces si la rabieta es muy fuerte o necesitamos dormir de una vez por todas sino intento no darle. Llora mucho si no acudo yo a calmarla cuando se despierta así que acaba con nosotros en nuestra cama. Suplimos teta con colecho y no sé qué va a ser peor... Y lo digo no porque no me guste el colecho; nuestro hijo mayor ha dormido con nosotros mucho tiempo, sino porque se ha vuelto muy incómodo. No descanso, ella se despierta muchas veces, se mueve bastante, se destapa,... Un drama.

Se nota que desde la semana 1 del destete a ahora come más. También es evidente que ha crecido!! Y además tiene nuevos dientes y habla ¡mucho!

Hablando con otras mamás he llegado a la conclusión de que también puede ser cosa de la edad, tiene 15 meses, el tema de sus nervios y rabietas, no solamente el pecho.

He llegado a escucharla susurrar de noche en sueños, llamándome a mí o a la teta. Cosa que me da un pellizco muy grande y me llena de culpa.

En este camino me he encontrado con muchas páginas y libros, con el pediatra, con otras madres y sus experiencias y con una enfermera. Además con mi propia doctora y próximamente tengo cita con la comadrona y de nuevo con el pediatra. Pero sobretodo con Mi Santa Madre y con MM, mi marido.

Dejo algunas fotos bonitas; para que el recuerdo de la lactancia no se ponga agrio con este adiós. Adiós tetita. Pasito a pasito.

Ir a Destete semana 1
Ir a Destete semana 2








Gracias por leer. Te espero en Facebook e Instagram con el diario de mi destete y con más sobre moda, belleza, ocio, familia, trabajo, ideas y el poder de las pequeñas cosas. Felices nuevos propósitos. Post by Merche.

En tantos post que he visitado en este mi periplo uno que me ha gustado especialmente http://www.dra-amalia-arce.com/2014/01/destete-una-experiencia-y-una-vision/

La dualidad interior que muchas madres sienten cuando se plantean el
destete, es tremenda. Especialmente cuando la lactancia ha sido prolongada y no
se ha visto interrumpida por ejemplo, con la incorporación de la mamá al
trabajo tras el permiso maternal. Al igual que ocurre con la instauración de la
lactancia, muchas madres necesitarán acompañamiento en el destete.


La teoría estaba clarísima, lo íbamos a hacer progresivamente. Tras varios
intentos fallidos de destete nocturno con el “Plan Padre” (me empeñaba en
agarrarme a la esperanza de poder seguir amamantándolo, aunque fuera un poquito
durante el día), y viendo que lo que hacía era provocar al bebé más ansia de
mamar, y que empeoraba sustancialmente la relación con mi esposo y mi paciencia
para cuidar de mis hijos al día siguiente, por fin lo tuve claro.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Destete Semana 2 Día 1

Resumen Semana 1 Días 3, 4, 5, 6 y 7  Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado y Domingo y Semana 2 Día 1 Lunes

Hoy hace 1 semana entera que empezamos el destete.

En estos días he aprendido a controlar bastante mis nervios ante las rabietas de PG.

PG pide muy poco el pecho durante el día y cuando lo pide la distraigo con otra cosa, o bien jugamos o le ofrezco leche en vaso o agua o algo de comer.

Empiezo a negarle la teta si la pide durante el día, a no ser que sea que está muy muy mucho irritable o cansada o "tontita".

Durante el día el comportamiento de PG ha mejorado bastante: se entretiene más y aunque sigue reclamándome mucho entiende si le digo "espera" o "ven  dame la mano" en vez de cogerla en brazos. Entiende el "vamos a la calle". Cuando coge una rabieta y le explico para luego seguir con lo mío llora pero se le pasa. Entender el "seguir a lo mío" como cosas como desayunar y vestirme yo o hacer las camas o bien hacer la comida. Le digo más veces Te quiero y ella llega a repetirlo. Me da besos, baila, juega más...

Todos notamos que come más.

Intentamos que a la hora de ir a dormir sea Papá quien la lleve a su cama y se quede con ella.

Por la noche seguimos con la lactancia a demanda. Esto suele ser una media de 3 veces durante toda la noche.

Siento menos culpabilidad y me veo con más fuerza para seguir con el destete. No tenemos prisa pero es nuestro momento (o almenos el mío, te lo explico aquí); parece que el destete diurno en un poco más de tiempo lo podemos conseguir.

Me es indispensable la ayuda de Mi Santa Madre que, todos los días, ya sea por la mañana o por la tarde, se lleva un rato a la peque y yo me quedo a cargo solamente del mayor y con las tareas de casa (ahí es donde además puedo rascar algún minuto para mí, mi blog o mis cosas)

En estos días estoy leyendo en algunos ratos libres (muy pocos tengo) el libro Educar sin ira de Ángel Peralbo; hay cosas en las que estoy de acuerdo y otras con las que no pero de todas formas me es útil.

Y bueno, tengo claro que estamos haciendo más de una cosa a la vez: por un lado el destete diurno y por otro lado corregir sus rabietas (y el que nos pegue a nosotros o se haga daño ella cuando las tiene).

Sigo con mi resfriado, mejora pero no desaparece.
Sigo con los preparativos del bautizo.
La búsqueda de trabajo la he parado de momento, creo que a estas alturas seguiré tras las fiestas.
Mi sensación de súper cansancio insostenible va esta semana mejor que la pasada.

En la foto, teteando cuando PG tenía apenas 1 mes de vida:



Semana 1 Día 1 destete aquí
Semana 1 Día 2 destete aquí

Post By Merche. Más sobre moda, belleza, ocio, familia, trabajo, ideas y el poder de las pequeñas cosas en Facebook. Feliz diciembre!