viernes, 23 de septiembre de 2016

Primer Cumpleaños

¡Ha pasado 1 año! Yaaaa??!! Por favor tiempo no pases taaaan deprisa!!! Mi Princesa Guerrera ha cumplido 1 año! Y estoy deseando enseñarte cómo lo celebramos!

Hacía semanas (o meses) que venía imaginando cómo quería que fuera ese día y la realidad ha superado las expectativas! Deseaba que fuera al aire libre y que predominara por un lado la naturaleza (aires bucólicos, de picnic vintage, con árboles, ramas, hojas, ...) y por otra el rosa en la decoración ( y por supuesto teniendo en cuenta la tranquilidad y comodidad de la pequeñaja). Te explico las pautas que he seguido para la fiesta! En este post me centraré en la elección del lugar.

Eliminé la opción de hacerlo en casa pese a tener un buen patio principalmente por el perro (por su seguridad) y segundo por los niños más mayores que en casa se aburrirían enseguida. No quería que acabaran metiéndose por las habitaciones, jugando en el ordenador o vete a saber, sacando juguetes o con la cosa de que corriendo o se hicieran daño o rompieran algo... Aunque Sara hubiera estado cómoda en su entorno más conocido seguramente se hubiera agobiado con tanta gente en tan poco espacio... Decidido! Al aire libre! Opté por un parque cercano y con facilidad para dejar los coches. Fue algo sencillo y por la mañana, sin complicaciones de grandes picnics ni barbacoas. Quería un sitio que no estuviera muy lleno y otros niños grandones pudieran hacer daño sin querer a los bebés... Que los más peques pudieran ir por el suelo y los mayores jugar tranquilamente y con espacio... Y dimos con el sitio PERFECTO! 

El Parc Serra de Galliners (ya te hablé de este sitio aquí) es un pequeño bosque para pasear junto a un parque infantil en Can Parellada; algo más escondido que el conocido como Parque de la Fuente. Muy tranquilo. Con una mesa y algunos bancos de madera, papeleras, juegos de equilibrio, tobogán y columpios. Con muchas sombras y árboles. Mucho sitio para aparcar y sobretodo muy poco concurrido porque sino eres del barrio no lo conoces porque queda metido detrás de una churrería ambulante y de los árboles.

Lo que hicimos fue ir una semana antes al sitio en cuestión más o menos a la misma hora que sería la fiesta para hacernos una idea de si había gente, sombras, luz, espacio, ... Y cuando vimos que estábamos prácticamente solos y que Sara disfrutó con las hojas y los palitos ¡todos estuvimos de acuerdo!






Era el sitio ideal para celebrar el primer cumpleaños de Sara con un desayuno de chocolate con churros. Además ella y yo tenemos más energía por las mañanas.

La mañana en cuestión tuvimos mucha suerte con el tiempo, ni frío ni calor y llegando media hora antes que los invitados tuve suficiente tiempo de preparar tranquila la mesa, eso sí, habiendo delegado algunas cosas a Mi Santa Madre. Ella preparó el café y el chocolate y compró los churros y yo me encargué de poner la mesa y el resto de cosas. Mientras MM y Pequeño Gran Hombre estaban por Sara. Tomé muchas ideas de decoración de mesas dulces indagando por internet; sobretodo por Pinterest y al final lo más sencillo resultó ser lo mejor. Zumos, agua, refrescos, pastas y golosinas y para completar la mesa una guirnalda con 12 fotos de Sara con la evolución de su carita con el paso de cada mes:




Y tú, cómo celebraste el primer cumple de tu bebé? 
Dónde tienes pensado hacer su primera fiesta si aún no ha cumplido el año?
Te espero en Facebook y en un próximo post con más detalles de la mesa dulce, el pastel, su traje de cumpleañera y los detalles hechos a mano para los invitados! Post By Merche.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Mi hijo invisible

Una maternidad diferente.

Hoy, si mi hijo invisible hubiera nacido, cumpliría 2 años.

Gracias Mi Pequeño Guisante, por todo el amor que a tu manera trajiste.

Por haberme sacudido entera.

Por haber sacado de mis entrañas toda mi peor persona hasta estallar por tu pérdida y por el dolor de aquella niña adolescente en duelo que fui y que de alguna manera seguía (y aún a veces) sigo siendo.

Porque fueras o no, para mí siempre serás.

Por encontrar en la calma tras la tempestad el amor por Sara.

Por al vida que se abrió paso.

Por soltar las cuerdas de Jorge.

Hasta siempre, Mario.

Mamá.